Sigueme en: Twitter Facebook

martes, 23 de junio de 2009

¡YO QUIERO ALCANZAR LA LIBERTAD FINANCIERA!




















La libertad financiera es un tema que hemos ido descubriendo poco a poco a través de la vida. Es probable que todavía no sepas exactamente qué implica alcanzar la libertad financiera, y no te preocupes, que poco a poco iremos aclarando de qué se trata, y cómo puedes alcanzarla.

Muchos hemos sido preparados académicamente para “triunfar” en éste mundo. Nos han enseñado a trabajar duro, a ser puntuales, a esforzarnos, a cumplir metas, aprendimos un oficio, alcanzamos títulos y reconocimientos académicos, y al final de cuentas, eso nos ha permitido conseguir un trabajo que nos proporciona los ingresos necesarios para vivir, y en muchos casos, para vivir bien.

Sin embargo, en muchos casos, esto no ha sido suficiente. Muchas personas hablan de querer hacer algo por su cuenta, de independizarse, de iniciar un negocio propio, de no depender de un jefe. Y no es fácil. Lo más seguro es que si tienes un trabajo formal, con unos ingresos “fijos”, con responsabilidades familiares, con deudas, con necesidades que necesitas satisfacer, salir de ésta situación te va a costar.

No te será sencillo asumir riesgos, que implicarían dejar de recibir tu sueldo a fin de mes, o reducir tu nivel de gastos, poner en riesgo tu estabilidad económica, o la de tu familia. Puede incluso hacer que te tengas que alejar de algunas amistades o familiares, pues seguro no vas a poder “mantenerte a su ritmo de vida”.

El proceso de alcanzar la libertad financiera es eso: “UN PROCESO”. No se logra de un día para otro. Tampoco es cuestión de ganarse la lotería, ni de conseguir dinero fácil. Debe aprenderse, ejercitarse, practicarse, unas veces fracasar, y otras veces triunfar. Pero si te preparas constantemente, te planteas tus metas y objetivos, y cuentas con el apoyo necesario, tienes una probabilidad muy alta de éxito.

Existen varias cualidades que tendrás que desarrollar sobre la marcha, como la paciencia, la perseverancia, la humildad para aceptar que algo no se sabe, y un sin fin más, que analizaremos más adelante.

El camino lo tendrás que encontrar tú mismo. Tal vez en éste momento no sepas cual es, y ni siquiera tengas una remota idea, pero deberás encontrarlo. Y puedes estar seguro de que no será el mismo siempre, pues existirán situaciones externas que te alejen de tu objetivo, y tendrás que volver a trazar tu ruta.

Por último, te quiero recordar que “La vida es un viaje, no un destino”, así que te recomiendo que te prepares mentalmente, y que aprendas a disfrutar y ser feliz HOY, sin martirizarte por el pasado, y sin atormentarte por el futuro. HOY tienes que ser feliz con lo que hoy tienes, y con lo que hoy estás viviendo. Esto no implica que no planees el futuro, o que te vuelvas conformista.

Disfruta la vida hoy, aceptando el pasado como lo que tuvo que pasar para que hoy seas quien eres y estés donde estás, y actuando de tal manera que mañana puedas estar en el lugar que tienes planeado.


Recuerda que si quieres recibir las actualizaciones de Instructor Financiero, debes ingresar tu dirección de correo electrónico en la casilla ubicada en la columna derecha de ésta página.

En Facebook comparto pensamientos y otros recursos:

¡También puedes seguirme en Twitter, en @jfobiols!

2 comentarios:

S@kis dijo...

Sabes... este artículo ha sido como un aliciente para mi situación actual. Estoy precisamente en un impase sobre cómo mejorar mi status económico, pensando incluso en cambiarme de trabajo; incluyendo el riesgo que esto implica como lo escribes de manera prudente.

Muy buen post, en verdad te felicito.

José Felipe Obiols dijo...

Gracias S@kis. Como he escrito en varios artículos, es más importante administrar correctamente tu dinero, que la cantidad que ingreses mensualmente (que no deja de ser importante). Antes de tomar una decisión tan trascendental, debes evaluarte a ti mismo y ver si realmente es el mejor camino para mejorar tu situación económica. ¡Sigue adelante!