Sigueme en: Twitter Facebook

viernes, 18 de marzo de 2011

Apalancamiento

La palanca es uno de los mayores descubrimientos en la historia de la humanidad. Según se dice, fue Arquímedes quien acuñó aquella frase:
“Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”.


Existen referencias históricas que documentan la utilización de ésta importante herramienta mecánica en el tercer milenio a. C. No me interesa en éste artículo entrar en detalle sobre el funcionamiento de la palanca como utensilio mecánico, pero considero importante mencionar que la palanca se utiliza para amplificar la fuerza mecánica que se aplica a un objeto, para incrementar su velocidad o la distancia recorrida.

En finanzas, el término “leverage”, o “apalancamiento”, sirve para describir exactamente lo mismo que en términos mecánicos. Para explicarlo en una sencilla frase, el apalancamiento mide el grado en que una empresa (o persona) está utilizando una palanca (o recursos ajenos) para mejorar sus resultados financieros.

Esta es precisamente la distinción que hace Robert Kiyosaki, además de otros gurús financieros, entre “deudas buenas y deudas malas”. Una deuda buena es aquella que te permite apalancarte, utilizar recursos ajenos (un préstamo), para mejorar tus resultados (ROI, por ejemplo).

Un ejemplo sencillo, para ir entrando en materia: Compras un bien inmueble, que cuesta $100, y al cabo de 5 años lo vendes en $200. Si lo pagaste al contado, tu ganancia es $100, y el retorno sobre la inversión es 20% anual (100/5).

Ahora, asumamos que consigues financiamiento. Pagas $20 de anticipo, y financias el resto. Al cabo de 5 años, habrás pagado intereses, y tu ganancia neta habrá sido de $129. Con ésto, tu retorno sobre la inversión (ROI) será del 36% anual. Así que habrás incrementado tu ROI del 20% al 36% anual, lo que representa un crecimiento del 80%. Te doy los datos completos para que puedas verlo:


Para entrar en una definición un poco más técnica, tengo que explicarte uno de los estados financieros más importantes que existen, que es el Estado de Resultados. El esquema básico de éste es:


El apalancamiento parte de la idea de que una empresa tiene 2 grandes variables, como lo son la estructura de costos y la estructura de capital. En base a esto, se distinguen 2 tipos de apalancamiento:
  • Apalancamiento Operativo: Se basa en la estructura de costos de la empresa. En toda empresa hay costos variables (el costo de ventas, que es directamente proporcional a la cantidad vendida) y costos fijos (que no importan la cantidad vendida, se mantienen fijos). El apalancamiento operativo se refiere la relación entre los ingresos por ventas de la empresa y su utilidad antes de intereses e impuestos.
  • Apalancamiento Financiero: Se produce por la presencia de costos financieros fijos, por lo que no dependen del volumen de ventas que se tengan. Mide la relación entre las utilidades antes de intereses e impuestos y la utilidad neta (o utilidad por acción, según quien la mida)

El esquema quedaría así:


Período 1:
Asumamos el caso de una empresa, con el Estado de Resultados que te muestro:


Como podrás ver, ésta empresa vendió $100 éste año, tiene una utilidad antes de intereses e impuestos de $10, y una utilidad neta de $6. Esta utilidad neta representa un 6% del ingreso por ventas. Otro dato importante es que su utilidad neta representó un 60% del valor de las Utilidades antes de Intereses e Impuestos.

Período 2:
Asumamos que ésta empresa, para el siguiente período, logra duplicar sus ventas, manteniendo sus costos fijos. El caso quedaría como sigue:


Ahora puedes apreciar el resultado del apalancamiento. Como puedes ver, el costo de ventas, que es el costo variable, se mantiene en un 70%. Sin embargo, mantiene sus costos fijos estables en cantidad, por lo que bajan porcentualmente. En el período anterior era un 20%, y en éste período se convierten en un 10%. El efecto del apalancamiento se aprecia en la utilidad antes de intereses e impuestos, que pasó de un 10% a un 20%.

Una observación importante de recalcar en éste momento es que su utilidad neta representó un 60% del valor de las Utilidades antes de Intereses e Impuestos, lo que significa que no logro apalancarse financieramente.

Período 3:
Vamos a suponer ahora que para el tercer período, mantiene constantes sus ventas, al igual que sus costos fijos. Sin embargo, logra reducir sus costos financieros, volviéndolos fijos, y regresando al monto que pagaba en intereses en el primer período:


Como puedes apreciar, logró reducir sus costos financieros de $4 a $1. En éste caso, logró un apalancamiento financiero, y el efecto se muestra en la utilidad neta. Ésta representa ahora un 65%  de las utilidades antes de intereses e impuestos, lo que representa un incremento del 8% con respecto al período anterior. La utilidad neta, medida en términos porcentuales, es de un 13%, comparado con el 6% que representaba en el período 1.

En resumen para el tercer período, sumando el efecto neto que tuvo la empresa por saber manejar tanto su estructura de costos como su estructura de capital, significó un incremento de su utilidad neta del 7%.

Existen fórmulas para medir el Grado de Apalancamiento Operativo, el Grado de Apalancamiento Financiero, y el Grado de Apalancamiento Total, pero por el momento, no me interesa darte más fórmulas que pueden confundirte. Lo más importante es que entiendas el concepto de apalancamiento, y más adelante te mostraré algunas formas específicas en que una empresa puede apalancarse tanto operativa como financieramente.

Más de Instructor Financiero

Visita mi página de Facebook, donde podemos compartir ideas, pensamientos y frases:

¡También puedes seguirme en Twitter, en @jfobiols!

2 comentarios:

clientes dijo...

nos encanta la forma sencilla, pero rigurosa, a la hora de explicar conceptos aparentemente infumables, difíciles de comprender, como este del apalancamiento que en ningún caso debe soslayar nuestro interés por los mejores depositos

José Felipe Obiols dijo...

Gracias por los comentarios!