Sigueme en: Twitter Facebook

viernes, 30 de abril de 2010

¿Cómo puedo hacer que mi dinero rinda más?

Esta es una pregunta que yo me hago día tras día, y estoy seguro que tú, que lees y visitas éste blog, también lo haces constantemente. En diversos artículos he tratado el tema del ahorro, de la necesidad de buscar opciones más rentables para invertir el dinero, de la diferencia entre ingresos ganados e ingresos pasivos, y de la necesidad de aumentar los ingresos.

Muchas personas me dicen: “Ya aprendí a administrar mis finanzas, vivo de acuerdo a un presupuesto, tengo un poco de ahorros, y ahora, ¿En qué puedo invertir mi dinero?”, o “¿Qué puedo hacer para que mi dinero se multiplique?”. Desafortunadamente la respuesta a ésta pregunta no es tan sencilla, pero el objetivo de éste artículo es tratar de aclarar unos puntos básicos.

En primer lugar, tengo que decirte que no hay respuestas mágicas, tus circunstancias hacen que la respuesta a éstas preguntas las tengas que encontrar tú mismo, pues depende de tu edad, la educación y preparación que tengas, el lugar donde vives, la gente que conoces, las capacidades que tienes, o las que seas capaz de desarrollar.

Podemos definir que el objetivo de una inversión es obtener un retorno. Si estoy dispuesto a invertir $1,000, que podrían servirme para darme un lujo, irme de viaje, comprarme la nueva consola de video juegos, o cualquier otro “vicio financiero”, es porque prefiero sacrificar la satisfacción que me producirá hoy ese consumo, por la satisfacción que me producirá mañana el consumo que espero realizar con el retorno de dicha inversión. Por ejemplo, si esos $1,000 los invierto y los convierto en $5,000, ahora me puedo ir de viaje por más tiempo, o aparte del viaje puedo comprarme la consola de videojuegos y el Blackberry.

Sin embargo, eso de invertir $1,000 hoy y que se conviertan en $5,000 se dice más fácil de lo que se hace. Aparte de eso, no se si tú te has dado cuenta, pero la mayoría de personas no tiene ningún reparo en comprar una T.V. plasma de 42”, que cuesta $1,200 aunque tenga que pagarla en “cómodas mensualidades”, pero si tú le dices que invierta esos $1,200 (en un multinivel, por ejemplo), es la persona más desconfiada, hace mil quinientas preguntas, busca todas las excusas para convencerse que no es una buena idea y te manda de regreso por donde viniste. Y al final, sale corriendo a comprar la plasma.

Vamos a analizar las formas en que una inversión puede producir ingresos:
  • Renta: flujo de efectivo que ingresa periódicamente fruto de la inversión
  • Plusvalía: ganancia que se produce al vender la inversión
Algunas inversiones son netamente de renta, otras son de plusvalía, y otras que combinan ambas formas de recibir ingresos. Generalmente se dice que una inversión implica que los ingresos producidos no son fruto de tu esfuerzo (o por lo menos no de TODO tu esfuerzo), sino más bien, son fruto de tu dinero, y del esfuerzo de alguien más. Así que cualquier inversión en principio lleva implicito el concepto de apalancamiento, que analizaremos en otro artículo.

Para no dar lugar a confusiones, voy a aclarar el punto anterior. Por ejemplo, si pones un negocio, y tú te dedicas a administrarlo, el fruto de dicho negocio es fruto de tu esfuerzo, y por lo tanto es un ingreso ganado, no ingreso pasivo. Por más rentable que sea el negocio, si dejas de trabajar, el negocio deja de producir. Ý no es que sea malo, puede ser que seas un gran médico, inviertes en una super clínica y en contratar al mejor personal, y cobras una enorme suma de dinero por tus servicios, que hacen que el negocio sea sumamente rentable. Pero al final, si no estás tú, el negocio deja de serlo.

Existe una regla de cualquier inversión:
“Cualquier inversión lleva implicito un riesgo, y a mayor expectativa de rentabilidad, mayor es el riesgo”

Es importante tomar muy en cuenta ésta premisa, porque muchas personas hacen inversiones que a primera vista son muy rentables, y luego pierden parte de su capital (si no es que todo). Y ésto es por pura lógica, por ejemplo, si tengo la opción de invertir mi dinero en algo que tiene grandes posibilidades de tener éxito, mucho éxito, pero también tiene grandes oportunidades de fracasar, yo analizaré ambos escenarios, y al final puede ser que las expectativas de retorno me animen a tomar ese riesgo.

Generalmente cuando alguien fracasa en una inversión de alto riesgo, muchas personas opinan que eso le pasó “por ambicioso”, pero cuando alguien gana dinero en una inversión similar, esas mismas personas lo alaban “por visionario”. En fin, esa doble moral que algunas personas manejan. Lo importante es que si te decides a realizar una inversión sea porque has analizado los diferentes escenarios y has asumido el riesgo asociado a dicha inversión. De ésta forma, si la inversión resulta un fracaso, la pérdida que sufrirás será una “pérdida controlada”, y probablemente ya tendrás tus medidas de contingencia o un Plan B para reducir la pérdida.

Un punto que debes tomar en cuenta es que el riesgo es una percepción personal. Si tienes un capital de $100 mil para invertir, y detectas una oportunidad de invertir $2 mil, con la posibilidad de duplicarlo en 1 mes, aunque tengas una probabilidad de éxito de tan sólo el 25%, puede ser que te arriesgues a realizar dicha inversión. Sin embargo, si en lugar de eso tuvieras que invertir los $100 mil, con la misma probabilidad de éxito, y la misma tasa esperada de retorno (100%) lo más probable es que desecharías la opción.

En los próximos artículos seguiré analizando el tema de las inversiones, y recuerda, si tienes algún comentario o sugerencia, estás invitado a compartirlo con los lectores del blog. ¡Hasta la próxima!


Recuerda que si quieres recibir las actualizaciones de Instructor Financiero, debes ingresar tu dirección de correo electrónico en la casilla ubicada en la columna derecha de ésta página.

En Facebook comparto pensamientos y otros recursos:

¡También puedes seguirme en Twitter, en @jfobiols!

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Dios te bendiga. hola sabes yo soy un joven que quiere aprender a invertir y administrar el dinero que Dios provehe a mis papas, y te agradesco y te felicito a la vez, por este tipo de conocimientos que se dejan para nosotros, pero la verdad que yo creo que si Dios no nos ayuda no importa el mejor inversionista puede fracasar.

José Felipe Obiols dijo...

Gracias por tu comentario. También estoy de acuerdo en que Dios nos pone las oportunidades enfrente, y representa una guía que nos ayuda a tomar las mejores decisiones. En lo particular me considero bendecido por Dios en muchísimos aspectos de mi vida, que quizá algún día intente resumir en algún artículo.

Aprovecha que tienes el don de la fe, y encomiéndate a Dios cada día, y pídele mucha sabiduría para tomar buenas decisiones.

Comparador cuentas nomina dijo...

Además de vivir de acorde a un presupuesto, teniendo en cuenta los gastos e ingresos, siempre conviene disponer de un pequeño colchón de seguridad para imprevistos. Una averia del coche que te salga por 1200€ no suele tenerse en cuenta en los presupuestos semanales/mensuales.

aldo ayala dijo...

Lo que no se muy bien es administrarlo, porque Dios me bendice grande mente y no se que hacer con lo que gano.
Pero en todo esto tenemos q decirle a Dios que el sea el centro de nuestra finanzas porq el es el dueño del oro y la plata. Y si no diezmamo no veremos el dinero porque le robamos a Dios

José Felipe Obiols dijo...

Hola Aldo. En efecto, dicen por ahí que todos tenemos problemas de dinero, unos porque vivimos limitados por la falta del mismo, y otros porque no sabemos que hacer con él. Por eso la educación financiera es tan importante para todos. Seguro encontrarás en Instructor Financiero información interesante que te ayudará a administrar mejor tu dinero. En cuanto al tema del diezmo, o ayuda económica a los demás, es un tema central de cualquier persona seria que habla de finanzas personales. Es una forma de gratitud, como decirle a Dios (o al destino, a la providencia, al universo, o en lo que creas) que lo que tienes lo compartes con tus semejantes, y que si llegas a tener más, podrás compartir más!

Luciano dijo...

Muy buena porte. Saber administrar el dinero es algo imprescindible hoy en día. Poder equilibrar los ingresos con los gastos e inversiones nos permitirá evitar deudas y generar ahorros que nos ayuden a transitar con mayor tranquilidad por estos tiempos de crisis.

Anónimo dijo...

muy buenos elementos,me serán de gran ayuda para saber invertir mi dinero y poder incrementarlo,sobre todo para apartar para el futuro